Las playas de Valencia. Historia y turismo

Si de algo puede presumir Valencia, es de playas. Con kilómetros de costa en óptimas condiciones y con sus merecedoras banderas azules, contando además, con un clima mediterráneo envidiable y una de las mejores gastronomías del país, esta ciudad es, sin dudarlo, un destino obligado a elegir.

En esta ciudad costera dispones de playas a la carta, pues dependiendo de lo que busques, podrás optar por un sinfín de ellas que te harán pasar unas merecidas vacaciones.

Entre las zonas de playa en Valencia, la zona de La Albufera es la más idónea si lo que buscas es relax y tranquilidad. Aquí encontrarás la playa La Devesa, playa rodeada de grandes dunas que te hará desconectar en un ambiente relajante y lejos de los ruidos urbanos, a pesar de estar tan sólo, a diez kilómetros del centro de Valencia.

La Devesa, junto a la playa del Saler, son el cordón litoral que separa el mar de La Albufera, cordón que ocasionó el cierre del golfo existente entre Valencia y la actual localidad de Cullera. A lo largo de este cordón se formó una hermosa y tranquila playa de cinco kilómetros de longitud y con una arena fina y dorada. Una playa rodeada de plena naturaleza, donde las dunas de arena, enormes malladas, el mar y la vegetación de la preciada Albufera son el principal escenario.

Ahora bien, si lo que buscas es pura marcha y diversión, no te lo pienses dos veces, La Malvarrosa es tu mejor elección. Su concurrida avenida y su ambiente local, hacen de este lugar la mejor zona de esparcimiento, con un buen escenario para broncearte, comer bien y dejarte llevar por todos los encantos que podrás encontrar en esta divertida y popular playa urbana.

El barrio, con su mismo nombre y cercano a esta playa, fue muchas décadas atrás, grandes humedales adquiridos, en su día, por un francés llamado Félix Robillard. Este jardinero y botánico galo comenzó un gran cambio en la zona, secando las áreas de humedales y plantando en su lugar distintos tipos de flores, entre ellas, un tipo de geranio, “geranio odoratissimum”, el cual fue llamado por este jardinero, “Malva-Rosa”.

Poco a poco, la nobleza de la zona fue viendo este lugar costero como una zona de relax y confort. Esta predilección de la gente pudiente fue desplazando las naves de pesca, ubicadas hasta entonces en esta zona y con el paso del tiempo, este lugar fue adquiriendo fama y prestigio. Fue el famoso escritor valenciano, Blasco Ibañez uno de los pioneros en construir un chalet en esta zona costera.

No obstante, en los próximos años, la reputación de esta playa dio un vuelco debido a la construcción de hospitales para enfermos graves, convirtiendo a este lugar, en un sitio poco recomendable y menos transitado.

Pero fue gracias a la construcción de un paseo marítimo, cuando la playa Malvarrosa volvió a resplandecer como un lugar de ocio, naciendo así, esta playa tan reconocida y tan concurrida por locales y turistas.

Playa aledaña a Malvarrosa, por la zona norte, es La Patacona, es menos turística que la anterior pero también con óptimos servicios, en la que se puede degustar la mejor horchata de Valencia.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *