REFLEXIONES

  1. Cuanto menos en serio se toma uno la vida, más auténtica se vuelve.

  1. Solo quiere ser importante quien se cree sin valor.

  1. Cuando uno es honesto y se responsabiliza de sus sentimientos, deja de culpar al otro.

  1. La soledad no hace daño; lo hace la incomunicación.

  1. Queremos que el otro nos acepte más de lo que nos aceptamos a nosotros mismos.

  1. Para poder soñar y vivir los sueños se necesita estar despierto.

  1. Cada cambio vivido nos perfecciona más.

  1. La salud es una simple experiencia de comunicación. Si escucha los susurros del cuerpo, no será necesario que este grite.

  1. Solo cuando uno acepta las cosas existe la posibilidad de cambiarlas.

  1. La valentía es, sencillamente, aceptarse y aceptar el aquí y el ahora.

  1. El mayor poder que existe es el de dejar que la vida se exprese a través de uno.

  1. Solo se necesita aprender cosas muy sencillas; el resto será consecuencia del “dar”.

  1. Usted tiene más de lo que imagina. El problema es que no imagina lo suficiente.

  1. Uno no se arrepiente de lo que ha hecho, sino de lo que no ha hecho.

  1. Atrévase a entrar en una vida sin excusas. Pruebe a ver qué pasa.

  1. Las cosas no salen mal, aunque puedan no salir como usted quiere.

  1. Todo lo que parece que buscamos está en nuestro silencio.

  1. Ser agradecido por cada momento, persona o cosa; esa es la mejor forma de encontrarse uno mismo.

  1. En cierta medida, la vida se acaba cuando un día es igual a otro. Disfrute la diferencia.

  1. El acto de dar no está completo hasta que el otro recibe.

  1. Las cosas que quedan a medias producen estrés. Haga algo completo cada día.

  1. Céntrese en lo que quiere, no en lo que no quiere. Lo que no quiere solo está ahí para darle pistas sobre lo que quiere.

  1. A quien se toma la vida demasiado en serio no debería extrañarle atraer la seriedad.

  1. No hay que olvidar que la palabra “crisis” incluye a Isis, la diosa egipcia de la magia y del renacimiento.

  1. El alma necesita alimento; cuando no lo recibe, puede hacernos sentir unos muertos de hambre.

  1. La mejor terapia es viajar y el arte, al fin, es la única medicina.

  1. Hay que dejar de tener razones para tener ganas.

  1. El presente es un regalo. Lo único que hay que hacer es aceptarlo.

  1. Permítase encontrar lo que busca, pero recuerde que eso requiere un compromiso y pagar un precio.

  1. Cuando uno acepta que es único, se curan muchas cosas.

“Nos complicamos demasiado. Se trata de vivir la vida, pasarlo bien y sentir que eso es más que suficiente. Vivir el arte del instante”. ¡Y nada más!

You may also like...

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *