¿Simple, cuentapiezas, etiquetadora o de plataforma? ¿Qué tipo de bascula elegir?

Uno se sorprenderá si piensa que la diversidad de las modernas tecnologías de venta se refiere sólo a las cajas registradoras o a las impresoras fiscales. La división en tipos específicos de modelos también se encontrará en el caso de otros dispositivos, que a menudo se implementan en las empresas. Las balanzas electrónicas son un ejemplo excelente. ¿Cuáles son los tipos específicos de estos dispositivos y qué más es importante a la hora de elegirlos?

Equipos para aplicaciones estándar

Balanza solo peso y balanza cuentapiezas son 2 tipos básicos de balanzas electrónicas modernas utilizadas para pesaje de productos. Incluso se podría arriesgar a presentar la tesis de que estos son los dispositivos más populares utilizados por los empresarios para medir el peso de los productos. Pero, ¿cuál es la diferencia entre estas basculas? Los modelos simples se utilizan principalmente para el manejo preciso de mercancías que necesitan ser pesadas antes de que puedan ser vendidas. Por otra parte, balanzas cuentapiezas también garantizan que el resultado de la medición de peso se convierta en un precio a pagar. Además, a menudo cooperan con una caja registradora o un ordenador.

Balanzas con mecanismos de impresión

Tecnologías mucho más avanzadas están etiquetando las balanzas electrónicas. Los modelos que representan esta categoría tienen mecanismos térmicos gracias a los cuales pueden exhibir varias impresiones. Las etiquetas emitidas por estas básculas a menudo contienen información sobre el producto, por ejemplo, el nombre, el precio por kilogramo, la cantidad a pagar, la fecha de caducidad o la composición. Además, estos modelos suelen estar equipados con una gran variedad de interfaces de comunicación y teclados con teclas de función. Y en las escalas de etiquetado más avanzadas incluso hay paneles táctiles.

Modelos de manipulación de mercancías pesadas

Los modelos de plataforma son sin duda un grupo separado de balanzas electrónicas. Su singularidad radica en el hecho de que permiten manipular elementos muy pesados del surtido. A veces, el rango de pesaje máximo en un dispositivo de este tipo es de hasta 300 kg. Las básculas de plataforma también se caracterizan por un diseño muy robusto, por ejemplo, una carcasa de acero inoxidable. Gracias a esto, pueden hacer frente fácilmente a un uso intensivo en condiciones más difíciles, como en un almacén, una planta industrial o un almacén de la empresa. Además, las balanzas de estos dispositivos tienen unas dimensiones mayores, lo que facilita el pesaje de productos de gran tamaño.

Parámetros y funciones universales

Independientemente del tipo de balanza electrónica que se necesite en una actividad específica, hay ciertas características de esta tecnología que siempre deben tenerse en cuenta. Los rangos de pesaje resultan ser el parámetro más importante. De la manera más sencilla puede escribir que estos son los valores que informan sobre el peso del producto que manejará el dispositivo. Además, el número y el tipo de interfaces de comunicación es una cuestión importante. Determinan los dispositivos con los que la báscula podrá trabajar. Para algunas empresas, la presencia de una batería incorporada también puede ser importante. Le permitirá realizar sus tareas si no tiene acceso a una fuente de alimentación externa (por ejemplo, en el comercio de base o en el comercio de puerta a puerta).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *