Cada cuadro con su nihil obstat -QUIM MONZO 10/2/2018

Cada cuadro con su nihil obstat -QUIM MONZO 10/2/2018-La Vanguardia-http://www.lavanguardia.com/opinion/20180210/44651928140/cada-cuadro-con-su-nihil-obstat.html

10/02/2018 00:20 | Actualizado a 10/02/2018 03:55

El miércoles, Eusebio Val, corresponsal de La Vanguardia en París, narraba en estas páginas el conflicto que hay entre un maestro de escuela francés, Frédéric Durand-Baïssas, y Facebook, que hace siete años clausuró su cuenta porque había colgado una imagen de El origen del mundo, de Gustave Courbet, una tela de 1866. Se trata de un óleo que muestra, en primer plano, los muslos abiertos de una mujer, con su sexo como centro de la composición. La obra se exhibe desde hace décadas en el Museo d’Orsay, en París, sin ningún problema, pero Facebook –que tiene una brigada censora que no debe de haber estudiado mucha historia del arte– decidió que eso no era una pieza cultural sino simple pornografía. Ya han pasado casos parecidos en esta y en otras redes sociales. El próximo mes se celebrará el juicio que tiene que decidir si Durand-Baïssas tiene razón o no, y si, en caso de que la tenga, Facebook tiene que reactivar su cuenta y abonarle veinte mil euros por el daño moral causado.

Es un debate que recuerda al de Mateo Rueda, un profesor de Utah al que hace un par de meses despidieron por mostrar en clase fotografías de obras básicas del arte –de Ingres, Modigliani, Boucher, Bronzino…– en las que hay desnudos. Dicen los diarios americanos que algún alumno se sintió incómodo ante esas imágenes. Francamente, no me lo creo. ¿Cómo va a sentirse incómodo frente a un Modigliani un chaval que debe estar ya harto de visitar PornHub o Beeg? Evidentemente, cuando se enteraron, los padres de los alumnos protestaron. El resultado: el profesor Rueda, despedido.

Mientras esas cosas pasan en París y en Estados Unidos, en el municipio de Membrilla, en Ciudad Real, el pintor Antonio Ximénez se queja de que una pintura suya de gran formato que donó por encargo del antiguo párroco de la iglesia está arrinconada para que la gente no pueda verla. Se trata de un óleo del apóstol Santiago que el nuevo párroco considera demasiado sexy, incluso erótico. En la cadena Ser, Antonio Ximénez ha explicado esta semana que de ninguna forma puede considerarse un cuadro provocativo ya que el apóstol lleva una túnica que le llega a la rodilla. Ofendido, ha pedido a la iglesia que vuelvan a exhibirlo o, si no, que se lo devuelvan. El pintor, nacido en Membrilla, tiene ochenta y siete años, vive en Miami y ha expuesto en galerías de medio mundo. El cuadro censurado muestra a Santiago con un corte de pelo y una barba tope hipster. Viste una túnica de color azul mecánico, sí, con una concha bordada a la altura del pecho izquierdo y una cruz de Santiago a la del derecho. Como todo buen peregrino, en la mano lleva un bastón.

Francamente, por mucho que Antonio Ximénez haya expuesto en Buenos Aires o en Roma, el cuadro es muy malo, pero eso importa poco porque el neopuritanismo no censura las obras por su calidad. Por cierto, Membrilla es conocida como “la capital mundial del melón”, por su gran producción anual: ochenta millones. Espero que nadie repare en la acepción guarra de melones y decida también censurarlos.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *